Blog

Burnout, Coherencia y Resiliencia en el ámbito sanitario

El autocuidado y el entrenamiento para desarrollar resiliencia personal, fundamentales para la prevención del burnout en el ámbito sanitario.

 

burnout worker

 

El fenómeno del burnout ha sido ampliamente estudiado como síndrome de estrés laboral crónico en el ámbito profesional sanitario, aunque es cierto que se utiliza comúnmente en otros entornos profesionales.

 

 

 

 

 

 

 

 

Conceptualizado en los años 70,  y redefinido en los 80, es entendido como una respuesta de sobreactivación o de estrés crónico, caracterizada por tres dimensiones:

 

 

  • cansancio o agotamiento emocional
  • despersonalización o deshumanizacón
  • falta o disminución de realización personal en el trabajo

 

 

Ciertamente pensando en estas dimensiones, aparenta ser un estado de cierta complejidad, y las investigaciones recientes lo sitúan como resultado de la disparidad entre las demandas laborales y los recursos de los que se dispone para poder atenderlas.

 

 

Se da especialmente entre las personas que trabajan en relación directa con los pacientes, así como con sus familiares y allegados. Y es fruto de las dificultades asociadas a dichas interacciones, a las demandas de la presión clínica, o al contacto continuado con las pérdidas que rodean a la muerte, a la enfermedad, o a los trastornos psicológicos entre otras causas. No resulta extraño entonces que el burnout aparezca, puesto que las profesiones llamadas de “ayuda” suponen una exposición continuada del trabajador a situaciones de gran desgaste emocional.

 

 

Todo estas manifestaciones son fruto de un gran deterioro energético, que es la otra cara de la moneda del debilitamiento emocional.

 

 

Así que es inevitable concluir que existe una verdadera y acuciante necesidad de que los profesionales del ámbito de la salud aumenten sus recursos de afrontamiento ante el estrés que experimentan. Especialmente en cuanto a los recursos personales de autocuidado, y de identificación de los propios estados emocionales y fisiológicos.

 

 

El ejercicio de atención hacia el propio estado, y hacia cómo uno mismo se relaciona con sus propias emociones, es la antesala de una buena relación con el resto del mundo, y con las emociones del resto de personas: los pacientes y sus familiares o allegados, o los propios allegados y familiares del profesional de la salud física o mental…

 

 

Se han estudiado los factores de riesgo que inciden en la aparición del burnout, y que pueden provenir de variadas fuentes. Parece que la escasez de formación recibida en habilidades de auto-regulación emocional o de autocontrol, o en técnicas de comunicación efectivas, está en la base de la angustia percibida. También las variables de personalidad, y otros factores externos, tales como la vida privada, la ingente carga de trabajo, el ambiente laboral mediatizado por la celeridad, y un largo etcétera.

 

 

Aun así, la realidad de trabajar en entornos asistenciales exigentes, o en la propia consulta del médico, del psiquiatra o del psicólogo, en cuanto al contacto con el sufrimiento puede ser también vista en términos de oportunidad de poder desarrollar verdaderas capacidades de ayuda y empatía, o de gratitud y apreciación de los aspectos vitales positivos. Estos se han estudiado por el HeartMath Institute y se describen como gratitud, resiliencia, apreciación, calma, actitud positiva ante la vida, y además  pueden ser grandes reforzadores existenciales, personales y profesionales.

 

 

Desde el Instituto de Coherencia creemos que puede realizarse esta transformación y que pueden afrontarse los desafíos de estos ámbitos a través del entrenamiento en técnicas de coherencia cardíaca, generadoras de resiliencia psicofisiológica para contrarrestar el burnout. Estos programas se focalizan en la relevancia del Autocuidado del médico, terapeuta, psicólogo, enfermero, del profesional de la salud, en definitiva.

 

 

El Autocuidado es autoconocimiento también, saber cuándo parar, cuándo es el momento de equilibrarse. Bien, sí, es cierto, tengo que atender a este paciente ahora y no puedo parar. Pero seguramente puedo dedicar de 2 a 5 minutos al día, en función de la práctica que ya tenga en coherencia cardíaca, para poder conectar con la inteligencia del corazón, para que cuidarme a mí mismo se vuelva algo cotidiano, parte de mi jornada, de mi vida.

 

 

Como bien decía Daniel J. Siegel, en su libro Mindsight, «la sintonización interna crea un estado de seguridad y (…) nos abrimos a nosotros mismos, listos para convertirnos en nuestro mejor amigo». Aprender a descubrir qué es aquello que más nos desgasta como personas, como profesionales, y que es aquello que más recarga nuestra vida.
Una vez que entendemos esto, que podemos autocuidarnos y ser nuestro mejor amigo, seguramente podremos transmitírselo a nuestros pacientes en la consulta del psicólogo, o podremos transmitir nuestro estado de serenidad al interactuar con los pacientes y sus familiares en cualquier situación del ámbito sanitario, pudiendo afrontar la posibilidad del burnout con garantías.

 

 

 

 

 

ESTUDIOS DEL HEARTMATH INSTITUTE RELACIONES CON LA RESILIENCIA Y LA PREVENCIÓN DEL ESTRÉS Y EL BURNOUT EN EL ÁMBITO SANITARIO:

 

Varios estudios han sido llevados a cabo por el HeartMath Institute con relación a la eficiencia de la aplicación del entrenamiento en técnicas de coherencia cardíaca en el sector sanitario:

 

En un estudio sobre la Resiliencia Personal y Organizacional en el ámbito sanitario, llevado a cabo en la clínica Mayo de Arizona, Estados unidos, en el 2011, se entrenó a miembros de la unidad de oncología, y a directivos de la organización en técnicas de coherencia cardíaca con el apoyo de los dispositivos de biofeedback que medían la variabilidad de la tasa cardíaca de cada participante en el programa. Los resultados fueron estadísticamente significativos para ambos grupos tras este entrenamiento:

 

  • Para el grupo de personal de oncología, se redujeron todos los indicadores personales de estrés (fatiga, ansiedad, enfado, resentimiento, y otros síntomas de estrés); se incrementaron aquellas medidas personales relacionadas con la gratitud, motivación, calma, actitud positiva; y se mejoraron las medidas organizativas relacionadas con la productividad, comunicación efectiva, claridad de objetivos, entre otras.

 

  • Para el grupo de directivos, también se produjeron mejoras en los indicadores personales de gratitud, fatiga, depresión, gestión del enfado, resentimiento, y otros; y en los organizacionales de apoyo percibido por parte de los managers, y en la valoración de la contribución general.

 

Este estudio puede encontrarse siguiendo este link a nuestra página de investigación:

http://institutodecoherencia.com/quienes-somos/investigacion-coherencia-cardiaca/resiliencia-ambito-sanitario/

burnout_paciente

 

 

En otro estudio sobre la reducción del estrés en médicos tras una intervención de entrenamiento en técnicas de coherencia cardíaca con el apoyo de los dispositivos de biofeedback, se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre las medidas pre y postest en los indicadores medidos del estrés. Las conclusiones de este equipo de investigadores de la Universidad de Calgary respecto a las razones de la reducción del estrés son muy interesantes, con relación a la importancia del biofeedback:

 

  • La visualización de los niveles de coherencia cardíaca logrados proporcionados por los dispositivos de biofeedback, podría haber acentuado la creencia sobre la propia capacidad de control de de las respuestas personales asociadas al estrés, fortaleciendo el esfuerzo en ello.

 

  • El reconocimiento público de experimentar estrés dentro de la profesión médica, es percibido como un signo de debilidad e incompetencia, por lo que la existencia de un instrumento tecnológico de biofeedback para la gestión del estrés con base fisiológica podría haber influido positivamente al proporcionar una medida dinámica y cuantificable del estrés a la hora de enfrentar los retos profesionales.

 

  • La portabilidad de los sistemas de biofeedback posiblemente haya contribuido como factor positivo.

 

  • El propio progreso en el logro de mayores niveles de coherencia cardíaca en el tiempo, podría haber influido en la utilización intuitiva de las técnicas de coherencia cardíaca sin los aparatos de biofeedback, fuera de los 3 momentos obligados de práctica durante la duración del estudio, como en situaciones quirúrgicas.

 

Este estudio puede encontrarse siguiendo este link a nuestra página de investigación:

http://institutodecoherencia.com/quienes-somos/investigacion-coherencia-cardiaca/reduccion-estres-medicos/

 

 

 

Realmente los resultados son esperanzadores respecto a una posibilidad real de manejo de la resiliencia personal para los profesionales sanitarios que pueda prevenir el burnout. Adoptar habilidades y técnicas que permitan desarrollar un afrontamiento efectivo del estrés puede tener un impacto directo en los niveles personales, y también en los organizacionales como demuestran las investigaciones.

 

Compartir

No Comment

Sorry, the comment form is closed at this time.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER