Blog

Coherencia Cardiaca. La Técnica de la Luz

Hace ya unos cuantos años me encontré en medio de una transformación personal, en la cual yo sentía ganas de saltar, dar un gran paso en mi vida, traspasando los límites de mi zona de confort.

 

Sin embargo, me di cuenta que no era capaz ya que no contaba con las herramientas básicas que me ayudarían a anclarme en la nueva situación. Pero mis ansias por volar me hicieron saltar o mejor dicho, ticoherencia cardiaca en profesoresrarme a la piscina, la cual me encontré sin agua.

 

Fue entonces cuando me levanté hecha trizas y me di cuenta de la necesidad de varias herramientas que me acompañaran en mi nueva andadura. Y más aún para subir lo grandes escalones con los que me estaba encontrando, altos y duros de escalar.

 

Entre las múltiples ayudas que existen, lo primero que escogí fue los fármacos (en  aquellos momentos me resultaban vitales) que me ayudaban a dormir, comer y respirar. Inmediatamente aprendí que esas “píldoras” sólo funcionan a  modo de vendaje y tiritas para unir los pedacitos de mí después del gran salto al vacío.

 

Una vez más o menos recompuesta, las heridas seguían sangrantes y aunque resulte extraño lo que voy a decir, lo mejor que pude hacer fue echarle alcohol. ¡Si, alcohol por litros! Con esto no quiero decir que me dediqué a beber y anestesiarme para que todo pasase sin pena ni gloria, quiero decir que para acabar con problemas grandes lo mejor son las soluciones drásticas. Mi psicoterapeuta, Pablo Pérez, me aplicó una técnica denominada EDMR (leer más sobre EMDR). Dicha técnica, a la cual yo denomino el alcohol, hizo que mis heridas más profundas hirvieran, ardieran, quemaran hasta que no podía ni respirar.

 

Una vez que las tiritas me sujetaban y el alcohol iba haciendo efecto, empecé  a ver la luz.  Fue entonces cuando otras técnicas de auto-ayuda comenzaron a arrojar un poco de aliento a mi vida. Una de ellas es la técnica EFT, conocida más coloquialmente como Tapping (leer más sobre EFT-Tapping).  Mi cirujano particular (Pablo) me enseñó a activar ciertos puntos energéticos de mi cuerpo, lo cual me ayudó a mitigar los efectos de la “sobredosis” de alcohol y llanto incontrolado.

 

Pero la herramienta que más luz me aportó y aporta es la Coherencia Cardíaca.

 

Una vez que las heridas estaban cicatrizando, mi “yo” empezaba a unir la letra Y con la O, me di cuenta  que empezaba a ser “otro yo”. Porque después de un proceso de transformación personal nunca se vuelve a ser la misma persona.
Entonces se trataba de identificarme con esa nueva chica que vivía dentro de mí, la cual enseguida identifiqué como la versión mejorada de mí misma, la 2.0. Fue en ese momento cuando empecé a vivir en COHERENCIA.

 

Y os preguntaréis: ¿Vivir en coherencia?, ¿Qué es eso?

 

Yo identifico vivir en coherencia con vivir fiel a mí misma, con esa nueva yo renacida. En principio se trataba de buscar mi esencia, fusionarla con las nuevas circunstancias, la nueva manera de ver y sentir la vida. Era el momento de olvidar la tempestad y vivir la calma, vivir la coherencia.

 

En un principio me resultó fácil ya que se trata de respirar, solo respirar.coherencia cardiaca en niños

 

Todos respiramos, aspecto básico para la vida. Por lo tanto todos podemos practicar esta técnica de coherencia cardiaca, pues empieza por fijar la atención en la respiración. Mis alumnos ya la practican a diario en clase y les encanta.

 

El siguiente paso es mantener dicha atención en el corazón al mismo tiempo que en la respiración.

 

En clase jugamos a imaginarnos muestro corazón, el cual tiene ojos, cara y boca. Lo primero que les digo a mis alumnos es que pongan una sonrisa bien grande a su corazón ya que así va a inspirar y expirar más contento y alegre. ¿A que es sencillo?

 

Sólo con practicar estos dos pasos durante cinco o diez minutos (la técnica tiene más pasos y hay otras técnicas de coherencia cardiaca) os sentiréis más felices.

 

Os lo aseguro por experiencia propia y porque veo las caritas de mis niños en clase cuando terminamos de hacer la práctica.

 

 

Coherencia Cardiaca. La Técnica de la Luz

 

Compartir


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER